Claire Becker

si instrucciones como éstas hubiera recibido
para acercarse a la creación de la escultura
(palabras para Claire Becker)

por Alain Derbez
Xalapa, Veracruz, 1999


uno que es el que ve, lo entendería:

Claire mira lo sensual de la naturaleza y de los cuerpos de la naturaleza y va tocándolos, creándolos, hasta darles forma viva, vibrante, nunca estática, nunca quieta.
La escultura de Claire se mueve porque la epidermis que ha arrancado al material venido de la tierra para marcar los límites de sus cuerpos y el mundo, es río mas no frontera.
Estas obras existen porque afuera existe lo demás que respeta su espacio porque sí, naturalmente, como el agua que fluye, baña, limpia, viaja.

La escultura de Claire es una danza.
No se podría explicar de otra manera:

Alta elegancia de África, fuego, viento,
intensidad y espacio, carne, geometría.
Desde lo primigenio, donde figura y abstracción no son más que palabras, viene lo que aquí miras
y quisieras tocar.
Lo que tus ojos tocan
como si fueran, por un instante,
lo que se le puede robar a un parpadeo,
las manos de la artista.

Alain Derbez (Boca del Río, Veracruz, 1956) es poeta, narrador y ensayista además de músico, crítico, promotor cultural, maestro, conductor y productor radiofónico.